Mensaje de bienvenida al año escolar 2019-20 del Superintendente Matsuoka

Estimadas familias del Distrito Unificado de Santa Bárbara:

Regreso a clases.. Han pasado varias décadas desde que nuestros tres hijos asistieron a escuelas públicas en el Distrito Escolar Unificado de San José, pero todavía guardamos un entrañable y profundo recuerdo. En aquellos días, lo que importaba era qué tipo de lonchera metálica tenías (¡o tal vez esto era in mi infancia!), y el juego de video más nuevo que habían comprado en tu casa. Experimentamos nuestra comunidad a través de nuestras escuelas, y nuestros hijos han comenzado vidas y carreras exitosas. En mi calidad de padre y educador por casi cuarenta años, siento cariño por el inicio de un año escolar, que nos permite participar en la experiencia de educar a nuestra siguiente generación.

A lo largo de mis cuarenta años en el ámbito de la educación, muchas cosas han cambiado; el cambio más grande ha sido la velocidad a la cual el mundo continúa evolucionando. Como indica la nueva declaración de nuestra misión, “preparamos a los estudiantes para un mundo que aún está por crearse”, lo cual refleja nuestra nueva realidad de cambio constante. Según un informe presentado en diciembre 2017 por McKinsey acerca de las Transiciones en la Fuerza Laboral, muchos trabajos en el futuro incluirán la tecnología, así como el trabajo en equipo, la creatividad, la comunicación y las habilidades socioemocionales. El Distrito Escolar Unificado de Santa Bárbara está trabajando arduamente para rediseñar nuestro programa académico y expectativas de aprendizaje, a efecto de preparar a los estudiantes para un mundo que será muy diferente para la generación de 2020 que para las generaciones futuras que se gradúen en 2033, el año en que nuestros alumnos de kindergarten se graduarán de preparatoria.

Al comenzar mi cuarto año como su superintendente, me siento orgulloso de nuestros miembros del personal, de nuestros líderes y del progreso que estamos logrando. Así como mi esposa y sus hermanos experimentaron como ex alumnos de la preparatoria Dos Pueblos en la década de los 70 y 80, nuestras escuelas siguen siendo los centros de nuestra comunidad al comenzar este año 2020. Su reiterada muestra de confianza, así como su inversión de tiempo y dinero en nuestras escuelas, son los cimientos de nuestro éxito, y nosotros, a cambio, seguiremos haciendo todo lo posible para salvaguardar la confianza que nos fue conferida.

Con el regreso al año escolar, tengan la seguridad de que los 1,800 empleados de nuestro distrito les están dando a sus niños y niñas la bienvenida con los brazos y el corazón abiertos.

¡Por un gran año escolar!

Cary Matsuoka